estrabismo - visión doble - NEUROOFTALMOLOGíA - CIRUGíA REFRACTIVA - oftalmología pediátrica ENGLISH
home trayectoria afecciones tratamientos Casos Médicos novedades contacto

Tratamiento retinoblastoma

El tratamiento del retinoblastoma ha cambiado considerablemente desde el avance en los distintos protocolos con quimioterápicos.

El objetivo primordial de la intervención es salvar la vida del paciente, ya que se trata de un tumor maligno. Luego, salvar el globo ocular. Y por último, de ser posible, preservar la visión. El procedimiento dependerá del tamaño y la extensión del tumor.

En líneas generales, los tumores pequeños se pueden tratar con láser o crioterapia, o ambos procedimientos, o con placas con radiación.

En los tumores medianos, suele utilizarse quimioterapia para reducir el tamaño. Luego, en una segunda etapa, puede atacarse el tumor con láser o con placas con radiación.

En los tumores grandes, donde las posibilidades de salvar el globo ocular son escasas comparadas con las posibilidades de metástasis, debe enuclearse el ojo.

Duración
La duración del tratamiento es de 1 a 2 horas, según el caso.

Resultados esperables
En la actualidad, los nuevos agentes quimioterápicos han aumentado considerablemente la sobrevida de los pacientes y la posibilidad de salvar el globo ocular.
Más allá de eso, el paciente deberá controlar su visión de manera permanente a lo largo de los años.

¿Cómo puedo saber si este tumor es hereditario?
En general, el tumor hereditario es aquél que se presenta en ambos ojos o cuando es múltiple.
De todos modos, hay estudios genéticos que permiten determinar ese factor con mayor precisión.

¿Qué secuelas me generará ese tumor?
Los pacientes con tumores hereditarios tienen el riesgo de padecer otros tumores, aunque éstos pueden detectarse a tiempo si se hace un constante seguimiento.
Los tumores no hereditarios no dejan secuelas.

ACUERDO DE CONFIDENCIALIDAD synapsis c.i.