estrabismo - visión doble - NEUROOFTALMOLOGíA - CIRUGíA REFRACTIVA - oftalmología pediátrica ENGLISH
home trayectoria afecciones tratamientos Casos Médicos novedades contacto

La retinopatía del prematuro es una afección originada por la inmadurez de la retina, tejido que reviste al ojo por dentro.

La retinopatía implica la ausencia de ese tejido y,

en algunos casos, la presencia de una fibrosis acompañada de desprendimiento de retina.

Afecta a niños prematuros de menos de 1,5 kg al nacer o de menos de 32 semanas de gestación.

Se utiliza anestesia local con gotas y sedación. La cirugía no es dolorosa.

El láser para la retinopatía del prematuro consiste en ablacionar o "quemar" la parte de la retina que no se vascularizó o no terminó de desarrollarse.

Este sector de la retina, por sufrir isquemia o falta de oxígeno, puede producir luego un desprendimiento de ella.

El procedimiento suele realizarse en la misma unidad de neonatología donde se encuentra el bebé.

Duration
El procedimiento dura entre 30 y 60 minutos, según el estado de la afección.

Postoperatorio
El postoperatorio consiste en colocar gotas o ungüento, dentro del ojo, durante una semana.

Se debe realizar un nuevo control una semana después del procedimiento.

En algunos casos, es necesario repetir el tratamiento en otra sesión.

Resultados esperables
El láser no cura la retinopatía del prematuro: simplemente, disminuye el riesgo de desprendimiento de retina por la enfermedad.

¿El bebé puede quedar ciego?
La retinopatía del prematuro es una enfermedad grave.
El láser sólo previene el desprendimiento de retina. Si el desprendimiento no ocurre, existe un buen pronóstico para la recuperación de la visión.

ACUERDO DE CONFIDENCIALIDAD synapsis c.i.